Los latidos del corazón

No sé cómo sucedió, ni qué me impulsó a hacerlo. Aunque recuerdo perfectamente el momento: estoy sentada en mi coche y me llama J por teléfono. No he tenido un buen día y me hace mucha falta hablar con ÉL. De repente le digo, en medio de una conversación de lo más normal:

- ¿Qué día libras la semana que viene? [bum-bum... bum-bum... bum-bum...]

(Un par de segundos de silencio)

- El miércoles... ¿por? - dice ÉL con voz precavida.

- Porque... me gustaría verte... [bumbumbumbum...]

(Un par de segundos de silencio)

- Pues podría ir... - dice con voz dubitativa ahora - Pero, ¿es en serio...?

(Un par de segundos de silencio)

- Sí... [bumbumbumbum...]

Un escalofrío recorre mi espalda y de repente, como si me hubiese atravesado una corriente eléctrica, la alegría me invade. Al otro lado del teléfono puedo percibir que ÉL se siente como yo.

- ¡Qué fuerte, qué fuerte! - dice J sin parar, pero se le nota que está sonriendo.

- Jajaja! - no puedo dejar de reírme, me siento pletórica, feliz.

Será el miércoles 7 de Abril de 2004. El destino ha querido que además ese miércoles sea justo el anterior al puente de Semana Santa y yo tengo vacaciones.

Miles de noches antes hemos fantaseado con cómo sería nuestro primer encuentro. Los dos somos conscientes de que todo va a cambiar a partir de esa primera vez que estemos uno frente al otro y... nos damos cuenta también de que lo nuestro podría acabarse ahí.

Todo ha sido precioso en la distancia, en el anonimato. Nos hemos amado de corazón, nos hemos abierto y expuesto a la otra persona. Nos hemos contado nuestros secretos más profundos, hemos escuchado a la otra persona gemir de placer incontables noches, hemos confesado miedos que nunca antes habíamos expresado. Pero... ¿y después? ¿qué pasará si no hay química? ¿y si no nos gustamos? El futuro es tan incierto...

Una noche, J me había dicho que no se resignaba a la idea de no llegar a besarme nunca y yo opiné que necesitaba hacer el amor con ÉL aunque fuera una sola vez...

Además, después de tanto que habíamos compartido, ¿cómo íbamos a quedar para tomar algo y hablar coloquialmente? Era demasiado frío, demasiado superficial para todo lo que ambos sentíamos...

Y así se le había ocurrido esa idea tan abrumadoramente descabellada y romántica a la vez: la primera vez que nos viéramos, no nos veríamos. Llevaríamos vendas en los ojos y nos besaríamos y haríamos el amor con ellas antes de quitárnolas y ver por primera vez a la otra persona.

Sé muy poco de ÉL físicamente. Sé que es muy alto, que mide más de 1,90m. Sé que es moreno y delgado y he oído un rumor de que entre los compañeros (o compañeras) de las oficinas de al lado a la suya le llaman "el George Clooney de Málaga". Pero lo cierto es que me da igual. No siento inquietud por si me gustará físicamente. J es J y yo le quiero sea como sea.

Los días van pasando entre planes, nervios, más nervios, ilusión y risas (nerviosas). Por fin voy a sentir su mano acariciar mi cara, por fin sentiré su boca en la mía, por fin podré olerle...

Lo tenemos todo planeado: yo reservaré el hotel. Llegaré antes que ÉL y con una de las copias de la llave de la habitación, dejaré mis cosas y luego me iré para darle tiempo a ÉL a llegar, ducharse y arreglarse (después de los 700 y pico kilómetros en coche). Yo volveré mientras ÉL aún esté en el baño y me pondré el pijama porque hemos decidido que ya habrá tiempo para ponernos deslumbrantemente guapos más adelante. Pasaremos la noche aquí en Castellón y luego al día siguiente (ÉL no tiene vacaciones y debe entrar a trabajar por la tarde) iremos juntos a Málaga para pasar 5 días allí.

Unos días antes del "día D" recibo un mensaje de J. Dice: "Por cierto, ¿te he comentado que ya no tengo novia? Te quiero, Lore." Yo no se lo había pedido, pero ese mensaje me hizo feliz. Era estupendo poder disfrutar FÍSICAMENTE de ÉL sin remordimientos, solos ÉL y yo.

El martes 6 apenas podemos dormir. Estamos muy nerviosos, ilusionados y hablando por teléfono como cada noche. A pesar de que no hacemos más que decirnos: "venga, que mañana tienes que hacer un viaje muy largo" o "va, que mañana quiero estar descansado", no podemos colgar. Al final, sobre la medianoche, nos damos las buenas noches con un "Hasta mañana, mi amor".

Y por fin es miércoles!! Tengo que ir a trabajar de 8h a 14:30h. La mañana empieza mal: J tiene problemas para encontrar algo que nos cubra los ojos. ÉL había pensado en comprar esos antifaces para dormir, pero no los encuentra en ningún sitio. Finalmente decide coger un par de pañuelos y se pone en marcha. Es tarde, es casi mediodía. Le voy llamando a lo largo de toda la mañana, le está costando llegar. Le envié unas indicaciones de la Guía Campsa, pero parece ser que elegí el camino más corto y éste le lleva por carreteras secundarias en vez de venir por la autopista que es mucho más fácil. Además ha tenido cierto problemilla con el coche...

Estoy muy nerviosa toda la mañana y ÉL confiesa que también. ¡Por fin dan las 14:30h! Salgo del trabajo, voy a casa, como y me hago la maleta. A mis padres les he mentido, les he dicho que me voy a Oropesa a pasar la noche en casa de una amiga y que al día siguiente nos iremos las dos hacía Málaga con unos primos de ella. Decirle a mis padres: "Voy a pasar la noche en un hotel con un chico al que nunca he visto y luego voy a pasar 5 días con ÉL en Málaga" me parece más de lo que mi madre puede soportar... Aunque yo no podría estar más convencida...

Cojo la maleta y llego al hotel. Me registro y les digo que mi acompañante llegará más tarde y que por favor guarden una de las tarjetas para ÉL.

Subo a la habitación y me quedo impresionada: es enorme y, lo mejor, tiene una cama "king-size" increíble.

Me quedo allí en la entrada con los ojos mirando cada rincón sin podérmelo creer...
[bum-bum... bum-bum... bum-bum,...]

Dejo la maleta en un lado de la habitación preguntándome qué sentirá ÉL cuando llegue y vea mi maleta ahí. Algo mío físicamente en el mismo espacio en el que se encuentre ÉL... por primera vez...
[bum-bum... bum-bum... bum-bum...]

Le envío un mensaje y le digo que le va a encantar la cama. "No tengo la más mínima duda" contesta ÉL socarronamente.
[bum-bum... bum-bum... bum-bum...]

Y me llega otro mensaje suyo. Dice: "Recuerda todo lo que hemos vivido y todo lo que nos ha traído hasta aquí, cariño, porque ésta es nuestra noche".

Entonces, veo una libreta de notas de esas que siempre hay en los hoteles y decido que será una bonita sorpresa dejarle una nota. "Pues ahora, recuérdalo todo tú porque ya se ha hecho realidad... ¡Besos! Lorena. P.D.: Recuerda que yo me quedo el lado derecho de la cama :)" y se la dejo en la almohada.

Me marcho de allí sabiendo que J está ya en Valencia. Al final se ha hecho tardísimo y son más de las 20h. Decido que es posible que no nos dé tiempo a cenar "después de" y en vistas a esto, compro algo para comer y una botella grande de agua. Espero estar sedienta a mitad noche...

J me llama, acaba de llegar al hotel. Ha flipado con la cama. "Me muero de ganas de que estés aquí" me dice.
[bum-bum... bum-bum... bum-bum...]

Voy hacia allí. Se ha puesto a llover torrencialmente. Decido coger un autobús (mi coche se queda en casa porque mañana viajaremos con el suyo). Estoy histérica. Tengo que hacerle una llamada perdida cuando llegue. ÉL me abrirá la puerta y se meterá de nuevo en el baño, para que yo pueda pasar a ponerme el pijama y la venda sin vernos.

Llego al hotel. Son casi las 22h. Subo a la segunda planta. La habitación 201 es la nuestra. Me quedo parada delante de la puerta. El móvil en la mano. El corazón desbocado.
[bumbumbumbumbumbum]

Me armo de valor. Llamo. Me quedo helada cuando oigo, a escasos 2 metros de mí sonar "The final countdown"!! Es ÉL!! Está AHÍ!!!! Sólo nos separa una pared!!!
[bumbumbumbumbumbumbumbumbumbumbumbum]

Alguien abre la puerta, oigo otra (la del baño) cerrarse. Entro en la habitación.
[bumbumbumbumbumbumbumbumbumbumbumbum]

Veo un pañuelo encima de la cama y, al lado, una preciosa rosa roja. Sonrío y la huelo. Me emociona y sonrío de nuevo. Oigo agua correr en el baño. J está a medio metro de mí.
[bumbumbumbumbumbumbumbumbumbumbumbum]

"Hola" dice de repente. Me sobresalto. Su voz, ésa que tantas veces y durante tantas horas he escuchado, me está hablando en directo a través de una pared. Suena algo distinta, pero es ÉL, no hay duda. "Hola!" respondo con la voz entrecortada y una risita un tanto histérica.
[bumbumbumbumbumbumbumbumbumbumbumbum]

Cierro las cortinas, apago la luz y compruebo que no se ve nada ni aunque no lleve la venda. Al final dejo encendida sólo la de la mesita. Me pongo el pijama y me siento en el borde de la cama. Veo mi nota, pero está cambiada. Ahora, debajo de lo que yo he escrito pone:
"Cariño, pase lo que pase, ha merecido la pena venir. Me encantas.
Me voy a duchar que tengo prisa!!!
J. ¿quién si no?"
[bumbumbumbumbumbumbumbumbumbumbumbum]

El agua sigue corriendo en el cuarto de baño. Bebo agua. Dejo la comida encima del escritorio. Bebo más agua. Tengo la boca y la garganta totalmente secas. Me pongo el pañuelo a modo de diadema después de comprobar que no veo nada cuando me tapo los ojos con él. Bebo más agua.
[bumbumbumbumbumbumbumbumbumbumbumbum]

"Salgo, eh?" dice SU voz. Apago la lámpara de la mesita. Miro el reflejo de la puerta del baño en el espejo del pasillo de la habitación. La puerta se abre, una rendija de luz se cuela. Deslizo la venda cubriendo mis ojos...
[BUMBUMBUMBUMBUMBUMBUMBUMBUMBUMBUM!!!]

6 comentarios:

Aliena 16 de agosto de 2010, 15:42  

Me crees si te digo que me he emocionado al leer esto? por diossss, qué primer encuentro más romántico!!!

La gata 23 de agosto de 2010, 17:46  

BUMBUMBUMBUMBUMBUMMMMMMMMMM!!!! Qué emoción!!! Tengo yo también el pulso alterado y todo!!
Qué forma tan chula de conoceros... qué original, eh???
Jjaajaja! La verdad es que es una historia tan poco convencional como bonita.
Bueno... y qué pasará cuando os quitéis la venda y os veáis por vez primera???


Besos! ;P

Irene Aguilar 3 de septiembre de 2010, 13:02  

Y luego que pasa!?!? :O

Lorena 5 de septiembre de 2010, 22:35  

Hola Aliena! Me alegra poder transmitir una parte al menos de la emoción que sentí yo en ese momento!
Besos!

Lorena 5 de septiembre de 2010, 22:36  

Hola La gata! La verdad es que ÉL hizo que ese momento fuera inolvidable...
Besos!

Lorena 5 de septiembre de 2010, 22:36  

Hola Irene Aguilar! Pues, puedes leerlo en la siguiente entrada ;)
Besos!

Publicar un comentario

Free Website templatesFree Flash TemplatesFree joomla templatesSEO Web Design AgencyMusic Videos OnlineFree Wordpress Themes Templatesfreethemes4all.comFree Blog TemplatesLast NewsFree CMS TemplatesFree CSS TemplatesSoccer Videos OnlineFree Wordpress ThemesFree Web Templates